Sufrió huracanes, los estudió y hoy brilla como meteorólogo en Houston: el tucumano Gastón Heredia (2022)

Cuando subió por primera vez a un avión, rumbo a los Estados Unidos, corría diciembre de 2001 y el Presidente Fernando de la Rúa abandonaba la Casa Rosada en helicóptero.

El tucumano Gastón Heredia tenía entonces 15 años, no entendía demasiado el estallido, pero sabía que la decisión familiar estaba tomada. No imaginaba que salía de un huracán para meterse en otros. Que en Miami lo esperabael paso arrasador de Wilma y, en efecto dominó, la meteorología.

Don Heredia padre trabajaba en Scania y la desocupación lo tomó por sorpresa, como a su mujer, preceptora. Con cuatro hijos menores no consideraba demasiadas alternativas. Un amigo de la familia los invitó a probar suerte en el Norte y allá partió el hombre, un mes antes que su familia. Con los ahorros de una vida alquiló un cuarto en Miami Beach, compró una Dodge Caravan 1993 y se lanzó a hacer trabajos de mecánica. Cuando mandó a llamar al resto del clan, el escollo: la plata para los pasajes había quedado retenida en el corralito.

Sufrió huracanes, los estudió y hoy brilla como meteorólogo en Houston: el tucumano Gastón Heredia (1)

Pasada la Navidad, finalmente madre y chicos pisaron USA. Se instalaron en la ciudad de Hialeah, en un valle entre la Bahía de Biscayne y los Everglades, una zona de latinos. Mientras el padre, sin conocimientos de inglés, vendía filtros de agua puerta a puerta, Gastón, el segundo de los cuatro hijos, se anotó en Miami Springs Senior High School. Se sentía como "dentro de una película, en una secundaria norteamericana típica".

Lockers, porristas, equipo de fútbol americano. Gastón hablaba spanglish, pero más allá de la distancia idiomática, sentía una incomodidad poco conocida. Intentó integrarse a través del "soccer", el deporte que practicaba en su Tucumán natal, y cambió el puesto de 7 por el de defensor. La vocación todavía era incertidumbre.

Al año siguiente, con la mudanza a Doral, una ciudad del condado de Miami-Dade, cambió de escuela. Se inscribió en Doral Academy, "una institución, distinta, semiprivada, con una impronta más latina". La economía familiar comenzó a prosperar, su madre consiguió trabajo en la cocina de una pizzería y su padre fue probando rubros, imprentas y lavado de limusinas, hasta afianzarse como chofer de buses de una compañía médica.

Sufrió huracanes, los estudió y hoy brilla como meteorólogo en Houston: el tucumano Gastón Heredia (2)

En 2005, el devastador Wilma que paseó por Cuba, México y la península de la Florida fue una experiencia personal reveladora. "La intensidad del viento en las ventanas, el recuerdo de mi papá tratando de taparlas, los supermercados sin mercadería, la ciudad cerrada. Todo eso fue muy impactante e hizo huella", cuenta ahora Gastón desde Houston. "Después llegó el huracán Gustav en 2008, cortes de luz, semáforos y letreros caídos. Me llamaba la atención el daño que podía producir algo así. Y terminé de definir mi vocación con el documental Una verdad incómoda, de Davis Guggenheim, acerca de la campaña de Al Gore para educar sobre el calentamiento global".

Durante cinco años estudió Meteorología en la Universidad de Florida. Después de ser pasante en Univisión Miami, su primer trabajo formal en esecampo llegó en 2011, en la empresa Climadata, fundada por el famoso meteorólogo John Morales. Redactaba pronósticos del tiempo para las Islas de Puerto Rico y República Dominicana.

En 2012, después de una entrevista laboral para Univisión, se mudó a Colorado. Lo había recibido la directora de noticias Luisa Collins, y pese a la inseguridad de ese argentino tímido que no sabía lo que era plantarse en cámara, se abrió una oportunidad en televisión. "Hoy pienso en la importancia de las primeras oportunidades, que alguien confíe en uno más que uno mismo", se emociona. "Yo tenía un aspecto de niño inseguro. Aprendí a los golpes. Lo mío era la ciencia, pero todo era cuestión de práctica".

La primera vez al aire fue "una pesadilla": "Hicieron una inversión enorme para renovar el edificio de la emisora, llegaron jefes de distintas ciudades para el lanzamiento y yo estaba paralizado, en shock", recuerda, a los 35. "No tenía control del sistema de gráficas, me presentaban como a un experto meteorólogo, me tiraron a los leones. Fue un desastre, pero esa fue mi manera más rápida de aprender".

Después de siete años en Denver y experiencias como formular pronósticos para Boston, Washington, Orlando, Tampa, Wichita, Albuquerque y Las Vegas, en 2019 llegó el traslado a Houston. Hoy Herediase desempeña como jefe de meteorología de Univisión de esa ciudad y lidera un grupo de cinco meteorólogos. Se lo puede ver con humor explicando las condiciones atmosféricas y despachándose con algún truco didáctico, como cocinarun huevo en unos 60 minutos dentro de un vehículo "a una temperatura de 158 grados Fahrenheit".

No hay horarios fijos para el hombre que duerme poco y sueña con fenómenos climáticos. El Weather Center de Univisión funciona casi las 24 horas y la obsesión no le permite la desconexión prolongada. Todos los días puede vérselo en el noticiero Univisión 45, de 11.30 a 12, pero esa es solo una muestra de su amplio rol: la misión de su equipo es pronosticar para diferentes ciudades.

Sufrió huracanes, los estudió y hoy brilla como meteorólogo en Houston: el tucumano Gastón Heredia (4)

La historia de Mr. Hurricane es similar a la su compatriota Violeta Yas, la marplatense que se alzó con cuatro premios Emmy y trabaja a metros de los estudios en los que conduce Jimmy Fallon, en Nueva York. Miss Meteorology emigró de niña junto a su familia, en los ochenta, y terminó en la NBC.

Presentadora del tiempo en TV, Yas egresó de la Universidad de Mississippi y hoy comparte profesión con Heredia. Toda una legión argentina se luce en medios locales de ese calibre: Belén Smole, por ejemplo, es la porteña egresada de la UCA (9 premios Emmy en su repisa) que conduce en NBC Filadelfia.

De Denver a Houston (1600 kilómetros) la vida de Heredia dio un giro nostálgico. Ahora extraña amanecer entre montañas, en un clima seco anti Frizz. En la gran metrópolis de Texas todo es humedad y un ritmo laboral agotador para Gastón, que encuentra refugio en el running entre los árboles y las mil curvas del Memorial Park.

Un viejo mate que pierde agua en su base conecta conecta a este simpatizante de Atlético Tucumán con la Argentina. Es un recipiente que su abuela le regaló a su papá y sobrevivió a las enésimas mudanzas, incluso de hemisferio. "Pido la yerba por Amazon y tomo amargo, todos los días por las mañanas en casa", se ríe. "¿Mi tonada? Ya no hablo tucumano, regresé dos veces a mi provincia y ahora los escucho hablar diferente".

Sufrió huracanes, los estudió y hoy brilla como meteorólogo en Houston: el tucumano Gastón Heredia (5)

En la mitología maya "hunracán" (una pierna) es el dios del fuego, el viento y las tormentas, el corazón del cielo. GH ya no le teme a esa extraña divinidad. Por su dedicación cosechó 9 Emmy regionales,con historias de medio ambienteo en la categoría presentador o meteorólogo. Su impecable currículum incluye unaparticipacióncomo voluntario en el Centro Nacional de Huracanes para la traducción en español.

-¿Usás paraguas o sos de los que prefieren la libertad de quedar empapados?

-Uso. Lo primero que hago cuando me despierto es ver el radar. Puede que el día esté sumamente seco, pero lo hago igual, instintivamente. Un día decidí comprarme un paraguas y me salvó un montón de veces.

Sufrió huracanes, los estudió y hoy brilla como meteorólogo en Houston: el tucumano Gastón Heredia (6)

-¿Por qué te gusta más pronosticar huracanes que tornados?

-Me encanta la época de huracanes. Es algo que me genera adrenalina, un sabor agridulce. A diferencia de los huracanes, los tornados pasan en cuestión de segundos y esos días son más estresantes para mí. Sabemos que hay riesgo de tornados, el área, el rango de tiempo, pero desconocemos el minuto segundo o el punto específico. Ahí tenés que estar pendiente segundo a segundo. Es como un terremoto en el que no hay forma exacta de saber dónde y cuándo. Hay poco margen para llevar el mensaje a la comunidad. Por el contrario, con los huracanes podés prepararte mentalmente, hacer un seguimiento de días a una tormenta, tener más herramientas de preparación, llevar ese mensaje a la gente y darle una interpretación extra a la información.

Sufrió huracanes, los estudió y hoy brilla como meteorólogo en Houston: el tucumano Gastón Heredia (7)

-¿Pudiste evitar el granizo en tu auto o sacar alguna ventaja así de tu profesión?

-Una vez sentí cierta ventaja. Me tocó cambiar el turno de trabajo y cubrir la madrugada. Había posibilidad de tormentas severas. Yo vi el radar, lluvia torrencial, descargas eléctricas, y cuando reviso me di cuenta de que iba a haber granizo. Mi auto estaba a 25 minutos de la tormenta de la ciudad de Katy. Le escribí a mi amigo Beto, le pedí que lo pusiera bajo techo y le avisé a varios compañeros. El tamaño del granizo terminó siendo de media pulgada. Otra vez, un sábado, vigilando el riesgo de tornados, en plena transmisión veo el mapa y marcan el polígono hacia dónde se dirigía uno. Era en la zona donde vivía un amigo. Mandé en dos segundos un mensaje. El loco me lo agradeció.

Mirá también

Mirá también

Se fue a Estados Unidos y un “accidente” la convirtió en meteoróloga: la marplatense que triunfa en la NBC

Top Articles

Latest Posts

Article information

Author: Moshe Kshlerin

Last Updated: 12/08/2022

Views: 5579

Rating: 4.7 / 5 (57 voted)

Reviews: 80% of readers found this page helpful

Author information

Name: Moshe Kshlerin

Birthday: 1994-01-25

Address: Suite 609 315 Lupita Unions, Ronnieburgh, MI 62697

Phone: +2424755286529

Job: District Education Designer

Hobby: Yoga, Gunsmithing, Singing, 3D printing, Nordic skating, Soapmaking, Juggling

Introduction: My name is Moshe Kshlerin, I am a gleaming, attractive, outstanding, pleasant, delightful, outstanding, famous person who loves writing and wants to share my knowledge and understanding with you.